EN VIVO CON: JORGE AROS, JUEZ FEI DE SALTO

EN VIVO CON: JORGE AROS, JUEZ FEI DE SALTO

El juez de la Federación Internacional de Ecuestre (FEI) de salto, Jorge Aros, fue el invitado de este martes al programa de conversación que se transmite en vivo por medio de la cuenta de Instagram de la Federación Ecuestre de Chile (FECH). En conversación con Cristian León el profesional repasó sus inicios en esta disciplina, su regreso al país en medio de la pandemia y habló sobre cómo ve el futuro de este deporte ante el coronavirus.

“Estuve presente desde muy pequeño en los cursos de equitación por un tema familiar, de hecho, uno de los hermanos de mi madre fue jinete olímpico, medallista panamericano, René Varas, quien nos introdujo a todos al deporte ecuestre.  Y bueno, como en el fútbol el que es malo para la pelota es árbitro, aquí el que es malo para el caballo es juez. Si bien monté bastante, con muchas giras de por medio, yo quería estar en la alta competencia y ahí mi tío me recomendó que me hiciera juez, debutando con 18 años como miembro de un jurado en el sur de Chile”, partió contando el juez FEI.

Asimismo, agregó que “después tuve la suerte de conocer a un gran juez internacional, Anibaldo Correa Fernández, y estar siempre bajo su tutela. Los primeros 10 años no me pagaban cuando ejercía y siempre quise asistir a unos Juegos Panamericanos y a más eventos internacionales, pero mi trabajo como ejecutivo de banco me lo impedía. Pero después me pude dedicar por completo a ser juez y empezaron a valorarme más, pudiendo asistir a diversos certámenes internacionales, como, por ejemplo, Spruce Meadows en Canadá y los Juegos Panamericanos el año pasado en Lima, entre otros eventos, lo que fue maravilloso. La verdad es que todo ha sido asombroso, porque contar con la oportunidad de ser juez donde está compitiendo el número uno del mundo es espectacular”.

Refiriéndose a la situación que se está viviendo en todo el mundo con la pandemia provocada por el coronavirus, el juez comentó que se encontraba en Canadá ejerciendo sus funciones, logrando retornar al país justo antes del cierre de las fronteras. “Me acuerdo que en un inicio se escuchaba a lo lejos lo de esta pandemia en China. Pero en febrero yo fui a unos concursos que se realizaron en México y ahí ya me empezó a llamar la atención todos los controles que se estaban realizando y las medidas que se estaban tomando. Después me fui a Canadá a unos concursos de invierno, todos indoor, con unos centros maravillosos, para luego irme a Cagliari. En ese momento los números de contagios fueron subiendo y los organizadores decidieron cancelar todo, por lo que me puse a revisar las noticias sobre Chile donde estaban anunciando que iban a cerrar las fronteras. Ahí fue cuando con mucha ayuda logré conseguir un vuelo de Cagliari a Toronto donde nos juntaron con unos 93 chilenos y nos mandaron todos juntos a nuestro país, llegando justo antes del cierre de las fronteras”, dijo Aros.

En cuanto a las suspensiones o postergaciones que ha generado el Covid-19, el ex ejecutivo de banco, señaló que el aplazamiento de los Juegos Olímpicos fue un duro golpe y aseguró que “si no se pueden hacer los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021, definitivamente no se llevarán a cabo y habría que pensar en París 2024. El problema en todo esto, especialmente esta disciplina, son los caballos, quienes con el tiempo se pueden lesionar, no mantener el mismo estado atlético o bien hasta pueden ser vendidos, complicando al jinete en ese sentido”.

Con respecto a cómo ve el desarrollo de este deporte y si le gustaría estar presente en Santiago 2023, indicó que “esta disciplina tiene muchas ventajas por sobre los otros deportes, considerando la situación actual con respecto al coronavirus. Esto porque este deporte es al aire libre, las distancias se pueden respetar, no hay contacto entre los competidores, entregando más condiciones para su desarrollo. Ahora el próximo gran evento será acá, en Santiago 2023, donde me encantaría poder participar, pero eso va a depender de la federación, no puedo autonominarme, pero podría tener opciones de ser parte del miembro del jurado”.

Mientras que a la hora de hablar sobre la proyección que ve en los jueces nacionales para el futuro, aseveró que “generalmente veo que los postulantes se van desinflando en el camino y esta carrera es de mucho amor, dedicación y de estar dispuesto al sacrificio, porque tenemos que llegar media hora antes que partan las pruebas y nos vamos otra media hora después de que se hace la última premiación, lo que lleva a que estemos muchas horas ahí sentados con un equipo de trabajo. Por ello, es un trabajo que requiere demasiada dedicación y esfuerzo, entendiendo además que quizás en un principio tampoco trae mucha retribución económica, sobre todo ahora con la contingencia donde se hace difícil que le paguen mucho a una persona con poca experiencia. Ahora bien, hay personas con buenas capacidades que sólo tienen que tener buenas oportunidades”.

Finalmente, el destacado juez FEI quiso enviar un saludo a toda la familia de la Federación Ecuestre de Chile, considerando la situación que está afectando al mundo entero, diciéndoles que “aprovechen estos tiempos para perfeccionar las dudas relacionadas al área técnica o bien para estudiar del reglamento. De todas maneras, espero que todos se encuentren bien y logren volver pronto a las competencias para que la gran comunidad del ecuestre pueda estar nuevamente con todos juntos”.

administrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.